hidrofrac


HIDROFRAC® es un novedoso sistema de tanques australianos modulares de gran capacidad, portátiles, que pueden ser armados y desarmados en solo un par de días.


Este sistema fue desarrollado especialmente para el almacenaje de grandes volúmenes de agua para las fracturas hidráulicas en yacimientos no convencionales de shale oil & gas, aunque gracias a sus numerosas ventajas su utilización se extendió a otros usos dentro de la industria petrolera como el almacenaje de agua para perforaciones con pérdida total, almacenaje de flowback, redes contra incendio temporarias, pruebas hidráulicas de ductos, etc; y a otras industrias como biodigestores para tanques de biogás, almacenamiento de agua en paradas de planta, situaciones de emergencia, etc.


Sus múltiples ventajas, como la rápida puesta en servicio, la baja alteración del medio ambiente, su bajo requerimiento de mano de obra en la operación de bombeo y su baja relación costo/prestación, hacen que sea una alternativa muy conveniente en operaciones de fractura en yacimientos no convencionales y otras situaciones donde se requieran almacenamientos temporarios de grandes cantidades de agua.


Los tanques se ofrecen en la modalidad de venta o alquiler, ya sea para instalaciones fijas como para las situaciones en que se requiere resolver necesidades puntuales de almacenaje de grandes volúmenes de agua, sin tener que realizar grandes inversiones. Por otro lado, representan una solución para situaciones remotas o inusuales, donde no se cuenta con los recursos o el tiempo para construir tanques de hormigón o metálicos soldados in situ.

 


Los tanques modulares son prefabricados en planta bajo estrictas normas de calidad y montados en yacimiento por equipos experimentados de la empresa en 2 o 3 días, dependiendo de su capacidad, sobre una locación de terreno compactado similar a la del pozo.


Están conformados por una estructura resistente de paneles de acero, que se vinculan entre sí mediante una unión rápida, y son recubiertos internamente con un liner de alta resistencia que le otorga estanqueidad al reservorio.

Para una óptima operación de transferencia de agua se cuenta con un dispositivo compuesto por una plataforma  de acceso al tanque y un sistema de succión que permite un mayor aprovechamiento de la capacidad de almacenamiento. Dicho sistema de succión se encuentra disponible para diferentes caudales de bombeo, de acuerdo a la necesidad del cliente.

Todo esto hace que la operación de bombeo se realice de forma segura, sin necesidad de trabajar en altura. Por otro lado reduce considerablemente la cantidad de mangueras y manifolds en locación, con lo cual se simplifica el trabajo y se reduce la cantidad de operarios para realizar el bombeo.


El sistema está  diseñado y calculado para soportar los esfuerzos a llenado total y empuje dinámico por oleaje producido por fuertes vientos, condición usual en la Patagonia, así como para soportar las condiciones de fatiga de material generadas por el constante llenado y vaciado de los tanques.
 
El mismo está diseñado bajo normas ASME 8, AWS D1.1, Y CIRSOC 301.


El  sistema HIDROFRAC permite la construcción de tanques de distintas capacidades dependiendo de cada operación:





Un tanque es montado en un lapso de entre 2 y 3 días, dependiendo de su capacidad, y desmontado en 2 días luego de terminada la fractura.



Tienen un costo inferior por unidad de volumen respecto a la utilización de piletas metálicas y de piletas excavadas en terreno natural. En el primer caso debido a su menor costo de alquiler y a la  considerable reducción de la cantidad de fletes de camiones necesarios para su traslado (80 viajes para piletas y 2 viajes para tanques), y en el segundo caso debido a un menor costo de construcción y a que los tanques no requieren de alambrado perimetral ni de remediación de suelos una vez terminada la fractura.


Al ser totalmente reutilizable puede ser trasladado a otra locación sin necesidad de recambio de partes o generación de desperdicios.


Considerable reducción de mangueras, manifolds y válvulas en locación (comparado con las múltiples piletas metálicas requeridas para igualar el volumen del tanque) que mejora la seguridad y la mano de obra en las operaciones de manejo de agua.


La utilización de tanques de 3,0 m de altura permite reducir la superficie requerida en locación.


La utilización de grandes tanques reduce el número de camiones en ruta, logrando así menor consumo de energía, menor polución y ruido, y menor riesgo de accidentes asociados al alto tránsito de camiones pesados en ruta.

Los tanques se montan sobre una locación nivelada, sin necesidad de excavaciones (como las requeridas para las piletas excavadas), reduciendo las necesidades de permisos y evitando tener que realizar voladuras en zonas rocosas.  Una vez terminada la fractura se desarma el tanque dejando la locación limpia, sin necesidad de realizar remediación de suelos.

Los tanques de 3 m de altura no requieren la construcción de cercos perimetrales para evitar que los animales se caigan dentro de los espejos de agua, tal como ocurre con piletas excavadas, lo cual reduce los conflictos con superficiarios.


Saturnino Franco 2000. Parque Industrial Cipolletti. Calle 6 y Ruta 7, Añelo. Tel. (0299) 4791805 / 1503 - email: info@hidrofrac.com.ar